Chal Gris Claro
  • Chal Gris Claro
  • Chal Gris Claro
  • Chal Gris Claro

Chal Gris Claro

80,00 €
Impuestos incluidos

Chal Gris Claro de lana fabricado en Grazalema utilizando lanas finas y suaves al tacto

Composición: 100% pura lana virgen de merino

Medidas: 200 x 75 cm

Diseño en espiguilla

Cantidad
Últimas unidades en stock

  • Pago Seguro SSL Pago Seguro SSL
  • Entrega 24/48 Horas Península Entrega 24/48 Horas Península
  • Envíos GRATIS a partir de 400 Euros Envíos GRATIS a partir de 400 Euros

Los chales en general son un complemento copado por el público femenino aunque cada vez son más los hombres que se atreven con chales, estolas y bufandas anchas con diseños atrevidos. Este complemento es muy usado en invierno y entretiempo, como elegante accesorio, que dejado caer sobre los hombros, da un toque chic a un look improvisado, casi para cualquier ocasión. Aparte del chal gris claro pera también puede ver el chal marengo en tonos gris oscuro.

En particular, el fular gris es uno de los fulares preferidos por las clientas europeas, señoras y señoritas de cualquier edad eligen este modelo echarpe por encima de otros colores más vistosos, incluso de otros más sobrios tipo camel, negro o visón, principalmente por la tendencia que existe en países como Alemania, Austria y Francia a elegir los modelos oscuros: negro, marengo, perla... Quizás buscan con ello optimizar la absorción de las pocas radiaciones solares que les llegan a lo largo del día, o quizás sea simplemente una cuestión cultural basada en priorizar la discreción. Es, sin duda, un chal clásico y elegante en los que queda definido el contraste de gris y crudo en el tejido de espiguilla, creando una estética entre gris y crudo muy valorada. El acabado de flecos en tonos crudo natural es otro de los matices que dan un toque juvenil y diferente a un accesorio, diseñado para una mujer con estilo.

Las recomendaciones son las clásicas y normales que le daríamos al lavado de cualquier producto de lana delicada. Se recomienda lavar los chales de lana de Grazalema a mano, con agua templada utilizando jabón neutro, en una bañera, pila o similar, dejar escurrir el chal en la propia bañera hasta que desprenda el agua por completo y de forma natural. Tenderlo de noche para evitar el sol. En ningún caso, usar agua caliente, ni lavadoras, ni secadoras.

CH 325
2 Artículos